Foto:SVG
"Vivir sin leer es peligroso, porque obliga a conformarse con la vida"
Michel Houellebecq




domingo, 23 de enero de 2022

#poesíasoloenfinde/66

(1925-2008)
Premio Príncipe de Asturias de las Letras 1985
Académico de la RAE



Elena Popea - Segadores
Museo Nacional de Arte de Rumanía




Estoy Bartok de todo...

Estoy Bartok de todo,
bela
bartok de ese violín que me persigue
de sus fintas precisas,
de las sinuosas violas
de la insidia que el oboe propaga
de la admonitoria gravedad del fagot,
de la furia del viento,
del hondo crepitar de la madera.

Resuena bela en todo bartok: tengo
miedo.
             La música
ha ocupado mi casa.
Por lo que oigo,
puede ser peligrosa.
Échenla fuera.
                    De Antología temática, en Guía para un encuentro con Ángel González, Tribuna ciudadana, 1997


Béla Bartók - Danzas folclóricas rumanas
Orquesta Rajko

sábado, 22 de enero de 2022

#poesíasoloenfinde/65

(1898 - 1984)
Generación del 27
Premio Nacional de Literatura 1934
Premio Nobel de Literatura 1977


Joaquín Sorolla - Las tres hermanas en la playa (1908)
Colección particular


La hermanilla

Tenía la naricilla respingona, y era menuda.
¡Cómo le gustaba correr por la arena! Y se metía en el agua,
y nunca se asustaba.
Flotaba allí como si aquel hubiera sido siempre su natural elemento.
Como si las olas la hubieran acercado a la orilla,
trayéndola desde lejos, inocente en la espuma, con los ojos abiertos bajo la luz.
Rodaba luego con la onda sobre la arena y se reía, risa de niña en la risa del mar,
y se ponía de pie, mojada, pequeñísima,
como recién salida de las valvas de nácar,
y se adentraba en la tierra,
como un préstamo de las olas.
¿Te acuerdas?
Cuéntame lo que hay allí en el fondo del mar.
Dime, dime, yo le pedía.
No recordaba nada.
Y riendo se metía otra vez en el agua
y se tendía sumisamente sobre las olas.


                           De La mirada infantil en Historia del corazón (1954)



Rosario - Qué bonito

domingo, 16 de enero de 2022

#poesíasoloenfinde/64

(1982-1938)



Fernando BoteroPic-Nic (1988) 


 XLVI

La tarde cocinera se detiene
ante la mesa donde tú comiste;
y muerta de hambre tu memoria viene
sin probar ni agua, de lo puro triste.

      Mas, como siempre, tu humildad se aviene
a que le brinden la bondad más triste.
Y no quieres gustar, que ves quien viene
filialmente a la mesa en que comiste.

      La tarde cocinera te suplica
y te llora en su delantal que aún sórdido
nos empieza a querer de oírnos tanto.

      Yo hago esfuerzos también; porque no hay
valor para servirse de estas aves.
Ah! qué nos vamos a servir ya nada.

                                De Trilce (1922) en Obra poética completa, Alianza Editorial, 1983



Vainica Doble y Joaquín Sabina - Con las manos en la masa




sábado, 15 de enero de 2022

#poesíasoloenfinde/63

Premio de Poesía Generación del 27, 2002
Premio Sor Juana Inés de la Cruz, 2008


Suzanne Valadon - Retrato de una mujer, 1934
Museo Toulouse-Lautrec, Albi, Francia



Desafío a la vejez

Cuando yo llegue a vieja
-si es que llego-
y me mire al espejo
y me cuente las arrugas
como una delicada orografía
de distendida piel.
Cuando pueda contar las marcas
que han dejado las lágrimas
y las preocupaciones,
y ya mi cuerpo responda despacio
a mis deseos,
cuando vea mi vida envuelta
en venas azules,
en profundas ojeras,
y suelte blanca mi cabellera
para dormirme temprano
-como corresponde-
cuando vengan mis nietos
a sentarse sobre mis rodillas
enmohecidas por el paso de muchos inviernos,
sé que todavía mi corazón
estará -rebelde- tictaqueando
y las dudas y los anchos horizontes
también saludarán
mis mañanas.

                                 De Mi íntima multitud, V Premio Internacional de Poesía Generación del 27, Visor Libros, 2003



Roberto Carlos - Mi querido, mi viejo, mi amigo

domingo, 9 de enero de 2022

#poesíasoloenfinde/62

1889-1979
Generación del 27


La fuente de los encuentros entre Guiomar y Antonio Machado en los Jardines de la Moncloa
Foto de elpaís.com


AQUEL JARDÍN

                                                       A Antonio Machado

Jardín paradisíaco y perdido,
cuántas y cuántas veces te he soñado. 
Dentro del corazón te me has quedado
como queda un recuerdo muy querido.

Tanto estás en mi mente revivido
que es ya presente lo que fue pasado.
Y parece que el tiempo se ha parado
para que tú no caigas en mi olvido.

Paraje de gorjeos y de aromas.
De borbotar sonoro de la fuente.
Del viento que en la fronda es un rumor.

Toda la vida que tuviste tomas
cuando al cerrar los ojos lentamente
surges, fresco y lozano, en mi interior.

De De mar a mar (1984) en Evocación. Antología poética, Ediciones Torremozas, 2020



Luz Casal - Entre mis recuerdos

sábado, 8 de enero de 2022

#poesíasoloenfinde/61


Alphonse Mucha - Cartel para Cycles Perfecta (1902)
Museo Mucha, Praga


APRENDIZAJES

La bicicleta era cromada y negra,
tenía en el manillar un listón ancho circundando
la Navidad y ruedas generosas
como parecía el mundo

Yo, la mañana siguiente,
sin saber mantener una ruta pareja,
a mi lado mi padre, sosteniendo el sillín,
su mano: ardiente hilo de plomada
en ardiente confianza

Después era su voz entrecortada
por el puro cansancio de correr,
tratando de alinear la bicicleta

Hoy, tras muchos años de gestos paralelos,
mi hija en otros caminos,
mi mano corrigiendo desviaciones de más modernas
ruedas,
entiendo al fin que era emoción lo que se oía
en la voz interrumpida de mi padre:
miedo a que me cayera,
aun sabiendo que eran cortas las caídas,
pero ante todo la ternura de verme allí,
entrando en el mundo de los mayores,
en débil equilibrio
al borde de la salida circular de la infancia.


APRENDIZAGENS

Era cromada e preta a bicicleta,
trazia un laço largo no volante circulando
o Natal e rodas generosas
como parecia o mondo

Eu, na manha seguinte,
sem saber sustentar a rota nivelada,
o meu pai a meu lado, segurando o assento,
a sua mao: aceso fio de prumo,
en acesa confiança

Depois, era-lhe a voz entrecortada
pelo puro cansaço de correr,
tentando harmonizar a bicicleta

Hoje, muitos anos depois de gestos paralelos,
a minha filha sobre outras estradas,
a minha mao corrigindo o desvio de mais modernas
rodas,
entendo finalmente que era emoçao o que se ouvia
na voz interrompida do meu pai:
o medo que eu caísse,
mesmo sabendo que eram curtas as quedas,
mas sobretudo a ternura de me ver ali,
a entrar no mundo dos crescidos,
em equilibrio débil,
rente à saída circular da infância.

                En What's in a Name, Traducción de Paula Abramo. Ed. sextopiso, 2020




Los Bravos - La moto

jueves, 6 de enero de 2022

#poesíasoloenfinde/60

Argentina, 1930-2011


Alonso Berruguete - Altorrelieve de la adoración de los Reyes Magos
Museo Nacional de Escultura, Valladolid (Foto: J.M.Travieso)


El reino del revés

Me dijeron que en el Reino del Revés
Nada el pájaro y vuela el pez
Que los gatos no hacen miau y dicen yes
Porque estudian mucho inglés

Vamos a ver como es
El Reino del Revés
Vamos a ver como es
El Reino del Revés

Me dijeron que en el reino del revés
Nadie baila con los pies
Que un ladrón es vigilante y otro es juez
Y que dos y dos son tres

Vamos a ver como es
El Reino del Revés
Vamos a ver como es
El Reino del Revés

Me dijeron que en el reino del revés
Cabe un oso en una nuez
Que usan barbas y bigotes los bebés
Y que un año dura un mes

Vamos a ver como es
El Reino del Revés
Vamos a ver como es
El Reino del Revés

Me dijeron que en el reino del revés
Hay un perro pekinés
Que se cae para arriba y una vez
No pudo bajar después

Vamos a ver como es
El Reino del Revés
Vamos a ver como es
El Reino del Revés

Me dijeron que en el reino del revés
Un señor llamado Andrés
Tiene 1.530 chimpancés
Que si miras no los ves

Vamos a ver como es
El Reino del Revés
Vamos a ver como es
El Reino del Revés

Me dijeron que en el reino del revés
Una araña y un ciempiés
Van montados al palacio del Marqués
En caballos de ajedrez

Vamos a ver como es
El Reino del Revés
Vamos a ver como es
El Reino del Revés


Mi burrito sabanero - Mundo Canticuentos

domingo, 2 de enero de 2022

#poesíasoloenfinde/59

(1898 - 1936)
Generación del 27

Helen Frankenthaler - Spring Bank, 1974
Centro Pompidou, París



Gacela de la terrible presencia

Yo quiero que el agua se quede sin cauce.
Yo quiero que el viento se quede sin valles.

Quiero que la noche se quede sin ojos
y mi corazón sin la flor del oro.

Que los bueyes hablen con las grandes hojas
y que la lombriz se muera de sombra.

Que brillen los dientes de la calavera
y los amarillos inunden la seda.

Puedo ver el duelo de la noche herida
luchando enroscada con el mediodía.

Resisto un ocaso de verde veneno
y los arcos rotos donde sufre el tiempo.

Pero no me enseñes tu limpio desnudo
como un negro cactus abierto en los juncos.

Déjame en un ansia de oscuros planetas,
¡pero no me enseñes tu cintura fresca!



Cesaria Evora - Live d'amor (París, 2004)

sábado, 1 de enero de 2022

#poesíasoloenfinde/58

1920-2009


Ramón Bayeu y Subías- El majo de la guitarra
Museo del Prado, Madrid



LA GUITARRA
                                                                    A mi hermano Raúl

La guitarra llegó como un consuelo
algo distinto a una carta de amor
a un himno de patria
a una invención gratuita
a un estudio imborrable
a un corazón que late

la guitarra llegó como un consuelo
está en ti
está en ella
porque el mundo es el candor
de la guitarra

                                                En Biografía para encontrarme, Alfaguara, 2011



Ziggy Marley y Laurie Berkner - Future Man, Future Lady

viernes, 31 de diciembre de 2021

#poesíasoloenfinde/57

1542-1591

Velázquez- El triunfo de Baco o Los borrachos
Museo del Prado, Madrid



NOCHE OSCURA

 En una noche oscura,
con ansias, en amores inflamada,
¡oh dichosa ventura!,
salí sin ser notada,
estando ya mi casa sosegada.

A oscuras y segura
por la secreta escala, disfrazada,
¡oh dichosa ventura!,
a oscuras y en celada,
estando ya mi casa sosegada.

En la noche dichosa,
en secreto, que nadie me veía,
ni yo miraba cosa,
sin otra luz y guía
sino la que en el corazón ardía.

 Aquesta me guiaba
más cierto que la luz de mediodía,
adonde me esperaba
quien yo bien me sabía,
en parte donde nadie parecía.

¡Oh noche que guiaste!
¡Oh noche amable más que el alborada!
¡Oh noche que juntaste
Amado con amada,
amada en el Amado transformada!

En mi pecho florido,
que entero para él solo se guardaba,
allí quedó dormido,
y yo le regalaba,
y el ventalle de cedros aire daba.

 El aire de la almena,
cuando yo sus cabellos esparcía,
con su mano serena
en mi cuello hería,
y todos mis sentidos suspendía.

Quedeme y olvideme,
el rostro recliné sobre el Amado;
cesó todo y dejeme,
dejando mi cuidado
entre las azucenas olvidado.

Noche oscura, recogido en Breviario de amor,50 poemas inolvidables, selección de Víctor de la Concha, Espasa, 2019


The Beatles - Qué noche la de aquel día

domingo, 26 de diciembre de 2021

#poesíasoloenfinde/56

(1905-1999)
GENERACIÓN DEL 27


Ernestina de Champourcin con su marido, el poeta Juan José Domenchina



RETRATO

Mírame en ti. Mi efigie verdadera
se esconde en tus pupilas y en albura
de esa imagen sin cuerpo que perdura
cuando el trazo más nítido se altera.

Solo existo en tu amor. La primavera
que en mis labios descubre tu ternura
florece para ti y es mi hermosura
el signo luminoso de tu espera.

No busques en el agua mi reflejo.
Eres tú solo el invisible espejo
donde oculto mi auténtico retrato.

Al quererme creaste mi belleza
y ahora tu afán sin brújula tropieza
con la mentira cuya ley no acato.

De Cántico inútil en Poesía esencial, Ed. de Jaime Siles, Fundación Banco Santander, 2008



Ella Fitzgerald - Have Yourself a Merry Little Christmas

sábado, 25 de diciembre de 2021

#poesíasoloenfinde/55

 
GENERACIÓN DEL 27
Premio Cervantes 1979


Natividad. Icono ruso del s.XV


LETRILLA DE LA VIRGEN MARÍA ESPERANDO LA NAVIDAD

Cuando venga, ay, yo no sé
con qué le envolveré yo,
con qué.

Ay, dímelo tú, la luna,
cuando en tus brazos de hechizo
tomas al roble macizo
y le acunas en tu cuna.
Dímelo, que no lo sé,
con qué le tocaré yo,
con qué.

Ay, dímelo tú, la brisa
que con tus besos tan leves
la hoja más alta remueves,
peinas la pluma más lisa.
Dímelo y no lo diré
con qué le besaré yo,
con qué.

Y ahora que me acordaba,
Ángel del Señor, de ti,
dímelo, pues recibí
tu mensaje: «he aquí la esclava».
Sí, dímelo, por tu fe,
con qué le abrazaré yo,
con qué.

O dímelo tú, si no,
si es que lo sabes, José,
y yo te obedeceré,
que soy una niña yo,
con qué manos le tendré
que no se me rompa, no,
con qué.




Raphael - El tamborilero

viernes, 24 de diciembre de 2021

#poesíasoloenfinde/54

(1917-1998)


Belén Napolitano
Museo Nacional de Escultura de Valladolid



HAY UN NIÑO QUE DICEN


Hay un Niño que dicen

que llora música.

¡Vamos a verle todos

con aleluya!


Hay un Niño nacido.

¡Qué resplandores!

¡Vamos a verle todos

no sea que llore!


¡Hay un Niño con alas

en el pesebre…!

Vamos a ir despacio

para que no se vuele.


Las muñecas de Famosa (1970, publicidad televisiva)

domingo, 19 de diciembre de 2021

#poesíasoloenfinde/53


Agua en La Alhambra



(92)

CANCIÓN SOBRE EL AGUA

Sí, es lo mismo; sí, la hora
¡Vela blanca por un río
existe, y debe llegar;
de clara cristalidad
mas no es lo mismo que colmen
¡tan dulce! queriendo a un tiempo
la luz o la oscuridad
quedarse y adelantar!
el hueco que cada día
¡Rosa que el arroyo lleva
cavando en el erial va;
del rosal y del manantial
no es igual que el hilo oculto
a la alegría infinita
que ata a la inmortalidad,
de los ocasos del mar!
tenga los nudos de rosas
¡Brisa, respiro del alba,
o de espinas de metal.
mano de la eternidad!

                                        De Miscelánea, en Poemas impersonales, Vandalia, 2020




Juan Pardo- Agua (1976)

miércoles, 15 de diciembre de 2021

#poesíasoloenfinde/52

(1837-1885)


Carmen Laffón (Premio Nacional de Artes Plásticas 1982): Bodegón nocturno
(Grada 158, Inmaculada González)



XXXVII

Teño un mal que non ten cura,
un mal que nacéu comigo,
i ese mal tan enemigo
levarame’ á sepultura.

   Curandeiros, ceruxanos,
dotores en medeciña,
pra esta infirmidade miña
n' hay remedio antr’os humanos.

   Deixá, pois, de remexer,
con concencia o sin concencia,
os libros da vosa cencia,
pois para min n' a han de ter.

   ¿Qu’o dudás? Duda non cabe
nesto que digo, doutores:
anque pese, hay amargores
que non pasan con xarabe.

   ¿Asañasvos porque digo
verdás que sabés de sobra?
Pois a probar...  mans á obra…
vede de curarme, amigo.

   O meu mal i o meu sofrir
é o meu propio corazón.
¡quitaimo sin compasión!
Despois, ¡faceme vivir!


XXXVII

Este mal no tiene cura,
que es mal que nació conmigo,
y es un mal tan enemigo
que ha de darme sepultura.

Médicos y cirujanos,
curanderos y doctores,
para calmar mis dolores
aún no hay remedios humanos.

Dejad, pues, de revolver,
con conciencia o sin conciencia,
los libros de vuestra ciencia;
para mí no han de valer.

¿Lo dudáis? Duda no cabe
en cuanto digo, doctores:
aunque os pese, aún hay ardores
que no pasan con jarabe.

¿Os irritáis porque digo
lo que ya sabéis de sobra?
Probad…, manos a la obra:
tratad de curarme, amigos.

Mi enfermedad, mi sufrir,
es mi propio corazón.
¡Sacadlo, sin compasión!
Después, ¡hacedme vivir!

 De Follas Novas, en Poesía completa, Edición bilingüe de Juan Barja, Abada Editores, 2009



Verónica Forqué y Juan Diego en ¡Ay, Carmela!, de Sanchís Sinisterra 
(Estudio 1, TVE)